Programación Neuro-Lingüística

PNL es una actitud
PNL es una metodología.
PNL es una tecnología,
con resultados sorprendentes.
¡¡BIENVENIDOS!!

miércoles, 4 de mayo de 2011

TECNICAS PARA AYUDAR A NIÑOS CON DÈFICIT DE ATENCIÓN UTILIZANDO PNL


"¿Cómo le convenzo para que se siente a hacer los deberes? ¿Qué le digo para que no se levante mientras come? ¿Hay alguna manera de ayudarle a mejorar sus trabajos? ¿Qué hago para que me escuche?... "
Si tienes un hijo con hiperactividad seguro que éstas y muchas otras preguntas han pasado mil veces por tu cabeza. Las respuestas te las dan una serie de estrategias que te explicamos a continuación.
Los síntomas que caracterizan el "Transtorno de Déficit de Atención con Hiperactividad" son la impulsividad, la hiperactividad y la baja atención. Pero, sin duda, lo que ayuda a detectarlo es observar si un niño manifiesta con frecuencia las siguientes conductas:
  • Su comportamiento es infantil para su edad, excesivamente inquieto y dependiente; más propio de un niño de menor edad.
  • Le cuesta concentrarse, no mantiene la atención cuando es necesario.
  • Es desorganizado y suele hacer los trabajos con una baja calidad.
  • Frecuentemente deja los trabajos sin terminar o interrumpe los juegos.
  • Está continuamente levantándose cuando debería estar sentado, por ejemplo, en la clase o a la hora de comer.
  • Es muy impulsivo, hace las cosas sin meditarlas previamente.
  • Mueve mucho las manos y los pies.
  • Suele interrumpir a los demás cuando están hablando o realizando alguna actividad.
  • Siempre está corriendo y saltando, como si tuviera un motor en marcha.
  • Le cuesta relacionarse con otros niños debido a que siempre está cambiando de juego, no respeta los turnos y no sigue las reglas del grupo.
  • A menudo pierde cosas o las olvida.
  • Es desobediente y su comportamiento provoca las quejas de sus profesores.
Si tu hijo cumple algunos de los puntos expuestos aquí, quizás sea recomendable acudir a un profesional para diagnosticar o descartar el trastorno de hiperactividad.

Técnicas y estrategias para ayudar al niño hiperactivo
La forma de tratar el "Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad" es modificar o compensar lo más posible aquellas conductas típicas que repercuten negativamente en la vida diaria del niño y de su familia. El objetivo principal es reducir su impulsividad e inquietud motriz y aumentar su atención, que son la fuente de sus principales problemas.
Como tú sabes nosotros estamos convencidos que utilizando técnicas de PNL, es posible modificar comportamientos y conductas, y por qué no muchas de las que se presentan en un niño con Déficit de Atención. Te propongo un ejercicio.
Es posible mejorar ciertas conductas de tu hijo con Déficit de Atención como las que mencionábamos en líneas anteriores, a través de  un ejercicio con claves oculares que tiene como fin cambiar conductas, actitudes, hábitos, etc. Es una técnica realmente fácil a través de la cual enseñamos a nuestra mente otros caminos; es decir, que tenga otras opciones ante la misma situación.
1.- Se inicia con la imagen de la conducta que no deseamos y la ubicamos en tiempo y espacio. Se busca una escena donde se lleve a cabo la conducta no deseada y allí tenemos el movimiento ocular de los ojos que en la mayoría de las personas será arriba a la izquierda. Se fija bien esta imagen.
2.-Una vez que la imagen está bien definida se baja la vista del lado izquierdo y allí se piensa en un recurso (algunos recursos son: paciencia, tranquilidad, relajación, concentración, orden, disciplina, puntualidad, tolerancia, comunicación, comprensión, etc.)  para eliminar la conducta no deseada. Lo importante aquí es darse cuenta qué se necesita hacer diferente para cambiar la conducta.
3.-Una vez que la persona tenga el recurso necesario, los ojos los movemos hacia arriba a la derecha, que es la parte creativa y allí se repite la escena inicial de la conducta no deseada, sólo que ahora le añadimos el recurso para cambiar la escena. Se visualiza la misma escena con las correcciones necesarias ayudados por el recurso. Pasamos en nuestra mente la película imaginaria con la conducta ideal que se quiere.
4.- Por último se baja la vista a la derecha y allí verificamos si nos sentimos a gusto con el cambio. Verificamos si el cambio es bueno para uno y bueno para las personas que nos rodean. Si es así, podemos regresar a la escena del cambio y revivirla. Para integrarla a nuestro ser es importante tomar un par de respiraciones profundas y de esa manera tenemos otra opción la siguiente vez que se presente la misma situación.
Tú puedes enseñar esta técnica jugando a tu niño, por ejemplo si tiene problemas para permanecer sentado durante la clase, o sentarse a realizar las tareas. El niño sin esfuerzo puede seguir las indicaciones que tú le des. El resultado será increíble porque a la mañana siguiente la mente del niño había aprendido una nueva conducta. No sólo es aprender una nueva conducta, sino también tener la confianza de que hay algo que puede ayudar y sobre todo bajar esos niveles de tensión y angustia que son tan frecuentes en las familias que tienen niños con problemas de déficit de atención. Los niños confían en su madre totalmente y eso les ayuda a aprender rápidamente. Cuando se les reprime o reprende, no hay aprendizaje en la mente del niño, sino que se genera miedo, humillación, baja autoestima y esto causa que la conducta persista.
Te invito a probarla tú primero con alguna conducta que desees eliminar en tí…. Arriésgate y luego utilízala con tu hijo. Esta es la belleza de Programación Neurolingüística que con gran facilidad se puede aprender una técnica y ver sus resultados a muy corto plazo. Si decides aplicar esta técnica y no te funciona la primera vez, inténtalo varias veces hasta obtener los resultados deseados.
Adelante!!!
Con afecto
Elizabeth

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada